Reglas de oro para la decoración de tu casa

Decoracion-de-tu-casa-Llarline.com

Al igual que todo, la decoración de tu casa debe evolucionar

Todo cambia, todo se transforma y todo busca estar siempre mejor. La decoración de tu casa no debe ser la excepción.

Renovarse o nada

Los espacios deben crecer a la par de que tu personalidad y gustos evolucionan. No debes tener miedo a ir introduciendo nuevas tendencias. No necesariamente tienen que estar en boga pero tampoco es buena idea tener una decoración  de hace tres décadas. Para que no sea radical, puedes ir haciéndolo poco a poco. Cualquier elemento decorativo que forme los espacios de tu casa, búscale siempre la vuelta para que este al día.

La oportunidad de las cortinas

Dicen que la decoración es incompleta hasta que no vistes tus ventanas. Es totalmente cierto y es una de las facetas con las cuales hay que tener mucho cuidado. Antes de inventar cualquier cosa, asesórate bien y enamórate de lo que pondrás. Ten en cuenta que si son de motivos, la tapicería debe ser lisa. Innova con el dobladillo para que personalicen tu estilo.

Todo a la medida

Tu casa tiene unas medidas a las cuales deben ir adaptadas todas las prendas decorativas. Si tu casa es pequeña, no pretendas abordar todo el espacio con un sofá. De igual forma cuando sales de compras y te enamoras de algún adorno, si en tu casa no queda bien, no busques introducir un elemento que simplemente sobrará.

El blanco  es la opción más segura

Sin muchos rodeos y sin muchos inventos. Una opción perfecta es el blanco. Pinta las paredes de blanco y dale el contraste con tu combinación preferida.

La balanza de la estética hogareña

Tal como lo mencionamos anteriormente, así te apasione algo, la decoración de tu casa debe ser pensada y hecha con propósito. No la recargues de elementos que no quedan bien pero tampoco la dejes simple. Busca siempre un equilibrio para la estética de tu hogar.

¿Qué transmites con los accesorios?

Hay casos en los que alguna rama puede hablar más de lo que pensamos, transmitir mucho y transformar un espacio decorativo. Elementos muy sencillos se convierten en el centro de atracción. No importa incluso si son de segunda mano, pero no subestimes hasta que no comprendas la importancia y todo el valor que puede aportar cada accesorio a tu casa.

Rodéate de arte

La decoración con obras artísticas nunca está de más. Estas tienen el don de personalizar un estilo. Rodéate de ellas sin miedo pero ten en cuenta todo lo que ya hemos mencionado en cuanto a lo que queda bien y lo que no favorece tanto.

Se creativa

No tengas miedo a materializar una idea que tienes en la mente. Incluso, esfuérzate mucho hasta ver como la haces realidad y la plasmas en tus paredes, muebles, etc. Si tienes el don de la originalidad, no pierdas el de explotarlo en tu espacio favorito.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Deja un comentario